Mitos y realidades de la evolución

 

“La evolución es una realidad tan innegable como el calor del sol”, asevera el destacado biólogo Richard Dawkins. Que el sol es caliente, es demostrable tanto por observación directa como por experimentos.

 

MC900425834[1]

Los científicos han notado que los seres vivos pueden experimentar cambios menores a lo largo de generaciones.

 

Los evolucionistas afirman que la acumulación gradual de pequeños cambios en el lapso de miles de millones de años provoco los grandes cambios necesarios para que los peces se convirtieran en anfibios y los simios en hombres.

MC900412500[1] Evoluciona MC900326474[1]

Mito 1

Las mutaciones proveen la materia prima de creación de nuevas especies –cambios aleatorios en el código genético de plantas y animales- pueden originar no solo nuevas especies sino familias completamente nuevas.

Realidad. Muchos caracteres de las plantas de animales vienen determinados por las instrucciones del código genético, los planos contenidos en el núcleo de cada célula –a lo que se le conoce como mutaciones.

MC900346919[1]                               MC900438021[1]

Normal                              Mutación

Mito 2

La selección natural condujo a la creación de nuevas especies. Darwin creía que el proceso que llamo selección natural favorecía a las formas de vida mejor adaptadas al medio y que las menos adaptadas al final se extinguían. Con el tiempo, conjeturan, estos grupos aislados dieron origen a especies totalmente nuevas.

La realidad. Como se ha señalado, las pruebas indican de manera enfática que las mutaciones no producen formas completamente nuevas de plantas o animales.

 

           MM900395712[1]

 

Mito 3. El registro fósil documenta los cambios de la macro evolución. Los folletos que hablan de este mito dejan al lector con la impresión de que los restos fósiles hasta ahora descubiertos documentan sobradamente de la macro evolución.

La realidad. La anterior aseveración sorprende bastante. Niles Eldredge, acérrimo evolucionista, declara que el registro fósil no revela una acumulación gradual de cambios sino que durante largos periodos de tiempo se “acumulan pocos  o ningún cambio evolutivo en la mayoría de las especies.

 

MP900385761[1] Fósil

 

El registro fósil indica que los principales grupos de animales aparecieron de repente y se mantuvieron prácticamente inalterados.